Rubik de Electrónica: Junior Boys, Submotion Orchestra, Prins Thomas e Irezumi

Se feliz. ComparteShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

4 discos de música electrónica. En esta edición: Junior Boys: ‘Big Black Coat’. Irezumi: ‘Thirty’. Prins Thomas: ‘Principe del Norte’. Submotion Orchestra: ‘Colour Theory’.

Intro

  1. Junior Boys ‘Big Black Coat’: “el deshinibido romance entre el house y el disco”.
  2. Submotion Orchestra ‘Colour Theory’: “dubstep para clases de tai chi”.
  3. Prins Thomas ‘Principe del Norte’: “ambient futurista, si ‘Los Supersónicos’ fueran de carne y hueso”.
  4. Irezumi ‘Thirty’: “más que música… esto es una obra de arte”.

 

Junior Boys. Big Black Coat. City Slang.

 Junior Boys: Big Black Coat

Género: House, Electropop – Año: 2016 – Sello: City Slang

Big Black Coat es un amorío repentino entre el house clásico de Detroit y las hermanas space e italo disco. Una obra sensual y deshinibida en la que Jeremy Greenspan seduce cantando a su pareja, la lleva hasta la pista de baile y horas después, continúan danzando en la habitación. Ese calor lo transmite este quinto álbum en sus cincuenta minutos.

La producción de Big Black Coat es soberbia y denota la trayectoria de estos canadienses en la escena. No abandonan lo retro, ni disminuyen el uso de los sintetizadores para cada canción. Se siente como estar dentro de una burbuja rodeada de repiques y platillos, bajos agresivos y melodías agudas que amenazan con agujelearla. Pero siempre se quedan fuera, tras una capa de ruido.

Big Black Coat es un disco nocturno y apasionado, como para festejar con la pareja. Irónicamente, el dúo declaró que este fue ideado para hombres solitarios sin éxito con las mujeres. Pero a mi me suena a todo lo contrario.

Canciones favoritas: ‘And It’s Forever’‘Over It’‘M & P’

Suena como: Hot Chip | Disclosure | Hercules and Love Affair | Porches

Para escuchar ‘Big Black Coat’

submotion orchestra. colour theory. counter. 2016 Submotion Orchestra: Colour Theory

Género: Dubstep. . Techno – Año: 2016 – Sello: Counter

La cuarta apuesta de este septeto inglés no es tan decorativa como su portada, ni tan ambiciosa como su título. Es electrónica blanda y predecible. Favorable para quienes deseen una caricia al oído y desfavorable para quienes prefieran riesgos.

Colour Theory es un dubstep suave, como de bar cuyos tragos son difíciles de pronunciar e imposibles de pagar. Donde prevalece la calma y las conversaciones son amenas. Allí, casi imperceptible, suena este disco. Las notas de la elegancia.

Hay canciones que parecieran seguir un viaje espiritual: escalar una montañas sagrada, llegar a la cima, tenar una catarsis y comprenderlo todo. Lo demás es techno: bailable, sin canto y con influencia oriental.

Colour Theory es nocturno y adulto. Útil para reuniones sociales.

Canciones favoritas: In Gold | More Than This

Suena como: Giraffage | Gold Panda

Para escuchar ‘Colour Theory’

prins thomas. principe del norte. 2016. smalltown supersound.

Prins Thomas: Principe del Norte

Género: Ambient. House – Año: 2016 – Sello: Smalltown Supersound

Este longplay de exótico cover es un ambient robótico y futurista. Podría ser el soundtrack de unos supersónicos dramáticos, o el resultado hipotético de la película Tron, si Daft Punk no hubiese puesto sus manos. Y como sobran ejemplos de bandas sonoras, Principe del Norte pudo haber sido la alternativa para ‘La red social’ o la turbulenta ‘Steve Jobs’.

Bajos analógicos, guitarras limpias, efectos siderales, repiques y melodías recortadas de tempo para estas nueve composiciones laberínticas. Una duración de hora y media, cuyos temas son las letras del abecedario desde la “A” hasta la “G” y ninguna de ellas dura menos de siete minutos. Una excelente cohesión, por cierto.

Principe del Norte es una metamorfosis constante. Cada track es como una oruga: surge, se cubre en su capullo, renace como mariposa y se extingue. Este ciclo se repite pieza por pieza, y a su vez, por todo el álbum. Pues el umbral de androide evoluciona en un house de sábado en la noche. Como si el rígido Prins Thomas se bebiera unos tragos y poco a poco, empezara a desenvolverse entre cuerdas funkie.

Principe del Norte es nocturno y progresivo, como para una fiesta que va prendiéndose.

Suena como: Darkside | John Hopkins | Bvdub

Para escuchar ‘Principe del Norte’

irezumi. thirty. 2016

Irezumi: Thirty

Género: Ambient – Año: 2016

Más allá de ser una producción sonora, Thirty es una obra de arte. Celestial, pero no lumínico como ‘La creación de Adán’ de Miguel Ángel Buonarotti, sino tan nublado como su portada. Se siente como la musicalización de un querubín descendiendo lentamente de la bóveda celeste, pues no la merece, no es lo suficientemente puro.

Thirty está erigido por órganos mantelados de electrónica y melodías minimalistas prácticamente inalterables, las cuales ofrecen una sensación etérea y desoladora. Tal vacío es apenas interrumpido por notas de piano que son como destellos en una eterna neblina, en conjunto con voces de ópera, lamentos y susurros difuminados por computadora, y algunos efectos como ráfagas de viento y aguas filtradas.

Thirty es un álbum casi por completo coherente. Sin embargo, los tres últimos cortes dispersan el concepto por introducir semi-bases de microhouse, flautas digitales, xilófonos y cuerdas medievales como de videojuego de leyendas. De resto, es música de museo para escuchar en una tarde solitaria.

Suena como: Tim Hecker | Julianna Barwick

Para escuchar ‘Thirty’

Outro

De estos cuatro álbumes de música electrónica, mi favorito fue Thirty. Y me desilusiona que el francés Irezumi no tenga recepción alguna por medios especializados ni por tiendas como Amazon o Spotify. Estamos ante un material muy interesante que fue elaborado tras la muerte del hermano de este músico, y se transmite esa ausencia e incertidumbre.

Sigo con Prins Thomas. Me disfruté mucho este disco. Siempre me parecerá genial la combinación entre el ambient y el house.

Yo estoy lejos de ser fanático de los Junior Boys. Jamás comprendí el por qué de la magnitud de ‘Last Exit‘, su debut; el anterior ‘It’s All True‘ me resultó nulo y anticuado; pero ‘Big Black Coat‘ es una maravilla si de bailar se trata. Sabroso.

Y sobre Submotion Orchestra. Este cuarto álbum no es para amantes de la electrónica, sino para oyentes ocasionales. Mucho The Weeknd y poco Fuck Buttons. Yo prefiero los retos.

Sebastián Enfant

 

Para las próximas ediciones:

Roly Porter. Gold Panda. Lord RAJA. Brood Ma. Miike Snow. Eric Prydz y más.

¿Qué te parecieron estos discos? ¿Cuál te gustó más?

 

 

 

 

 

 

 

Se feliz. ComparteShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
One comment to “Rubik de Electrónica: Junior Boys, Submotion Orchestra, Prins Thomas e Irezumi”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *